Huellas de vida y sentimientos: Enric Miralles con el tiempo

Todos tenemos unas zapatillas preferidas, unas que nunca olvidamos meter en la maleta (si es que no las llevamos puestas) y generalmente son fáciles de identificar. Cualquier madre diría que son las que deberían estar en el cubo de la basura o al menos no salir de casa sin un lavado, pero a una amiga le gusta decir que son las que están llenas de experiencias y creo que hasta una madre se quedaría sin palabras (y todos sabemos lo difícil que puede llegar a ser)  para rebatirlo.

miralles_bumbolleta

Algo similar sucede con la obra de Enric Miralles. Afortunadamente, las experiencias de las que se nutre su obra no hacen pensar en restaurarlas, son como nuestras zapatillas, cuanto más negras y más tiempo lleven encima, más nos gustan, más las queremos y más especiales son.

Hace unos meses se cumplía el aniversario de su muerte y hablábamos de su obra, subrayando cómo el tiempo es para él un material más de su obra. Ni una circunstancia, ni una  casualidad o algo involuntario del proceso: es algo esencial.

miralles3_bumbolleta

Anatxu Zabalbeascoa, horas antes de la inauguración

El pasado jueves se inauguró en la fundación que lleva su nombre la exposición: “Enric Miralles con el tiempo”, donde éste es el motor de toda la muestra y sus obras efímeras las protagonistas. Lejos de hacernos pensar que no es la ocasión más idónea para ver el reflejo del paso del tiempo y sus efectos, la exhibición nos muestra un despliegue de planos, esculturas, fotografía y trabajos gráficos que en las palabras de  Anatxu Zabalbeascoa, comisaria de la exposición, “no son de un tiempo concreto, es difícil datar sus obras y eso en arquitectura es un logro, no es un defecto”.

Desde el 22 de noviembre hasta mayo de 2014 se podrá disfrutar de 12 trabajos en los que el tiempo es un detonador de transformación, de continuo cambio y marcas que dan personalidad, historia y vida. Desde el Ayuntamiento de Utrech a la vivienda de Enrica Miralles y Benedetta Tagliabue en Barcelona o la instalación Heaven hasta la mesa Ines-Table…, todas sus obras eran ambiciosas, con mucha ilusión detrás y calidad, una calidad que lograba construyendo con el entorno, estudiando todos los fragmentos, reinterpretando y transformando mediante la superposición de capas. Estas capas se construyen con el tiempo y lo absorben beneficiándose y transformándose al unísono.

miralles4_bumbolleta

Ines-Table

La teoría de un análisis convertida a una práctica humanizada y sensorial, mientras que en el anterior artículo describíamos la obra desde una perspectiva técnica, hoy lo hacemos desde la perspectiva emocional de haber sentido la obra durante la inauguración.

El valor de una arquitectura humanizada

Su ubicación, sus materiales su forma y profundidad les aporta vigor, elegancia y sinuosidad, pero todo ello está incompleto hasta que la gente y el tiempo se relacionan con estos materiales y les dan vida, una vitalidad  que les convierte en materiales completos y con personalidad propia.

miralles5_bumbolleta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: