Llaves que descubren nuevos senderos

Hay muchos tipos de llaves y cada una de ellas te acerca a un mundo distinto: las de los diarios te desvelan secretos, las de las cajas fuertes lo más valioso que guarda alguien y las que a mí más me gustan, las de los coches, te permiten descubrir rincones a los que de otro modo sería imposible acceder.

Cada vez que viajo intento hacerlo en coche, precisamente, por la libertad que me otorga. Como arquitecta, me gusta encontrar los edificios más inhóspitos, originales y diferentes de cada país, independientemente de si se encuentran en el centro de la ciudad o a las afueras de ésta donde autobuses, metros, tranvías o trenes casi nunca tienen parada.

Cuatro lugares que sin coche no hubiese podido conocer

1)     Selva Negra (Alemania): lagos de agua cristalina, montañas con nieve y un sol radiante que se refleja en el lago… No es una idílica estampa de postal, aunque podría, tampoco se trata de un lienzo sobre un paisaje paradisiaco… Es la Selva Negra y sólo si lo visitas sentirás su magia.

CIMG1048

2)     Annecy (Francia): dicen de Annecy que es un pueblo medieval en las montañas. El canal Thiou y las casas coloridas del casco antiguo han hecho que se les llame la “Venecia de los Alpes”.

IMG_1649

3)     Vevey (Suiza): si vas a Vevey probablemente vayas en busca del tenedor gigante y aunque su nombre te lleve a pensar que lo encontrarás fácilmente por su tamaño, nada más lejos de la realidad. Estate atento y sé hábil con el volante porque cuando menos te lo esperes, aparecerá frente a ti.

IMG_1879

4)     Lyon (Francia): y no podía faltar un edificio de Le Corbusier en esta lista de rincones secretos que he podido descubrir gracias a un coche, es el Convento Santa María de la Tourette en Lyon.

DSCN0205

Experiencias y vivencias que puedo vivir gracias a tener un coche y, también, gracias a muchas de las webs de consejos para el coche y de lugares escondidos que encuentro en Internet.

Parafraseando el monólogo de inicio de la película Trainspotting: Elijo la vida. Elijo un empleo que me llene. Elijo una carrera. Elijo una familia. Elijo lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos… Pero, sobre todo, elijo la libertad de conducir mi propio coche y de ir donde yo elija

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: