Londres: un hombre mayor

Me habían dicho de todo; que era una ciudad que te engancha, de las que una vez que la conoces no te quieres desprender, era gris, que no era París, que nunca me iba a aburrir, que en ella me iba a perder y no me iba a importar… Me habían dicho muchas cosas. Yo … Sigue leyendo